info@erapetfood.com

Lun-Vie 09:00-18:00 (UTC +1)

Embarazo canino y perras gestantes

Comparte este artículo

¿Cómo saber si una perra está embarazada?

La falta del periodo o de sangrado no asegura que una perra está embarazada. Esto se debe a que el celo en las perras suele ser muy dispar, y aunque generalmente ocurre cada seis meses, puede variar entre cuatro a diez meses.

Entonces ¿cuál es la manera de detectarlo? Aproximadamente a los 20 o 25 días después de una monta se le puede hacer una ecografía donde ya se pueden ver los embriones, cómo están formados, escuchar sus latidos y ver cómo se están desarrollando.

¿Cuánto dura el embarazo?

La duración de la gestación generalmente es entre 61 y 64 días aproximadamente. Esto variará de una perra a otra en función de si es primeriza o no, la cantidad de cachorros, la raza, entre otros factores.

¿Cuáles son los cambios que se producen?

El principal cambio que puede notarse a simple vista es que el abdomen comienza a abultarse y descolgarse. El tamaño va a depender de la cantidad de cachorros. 

Además, la perra comienza a comer y beber más, para cubrir sus necesidades nutricionales. Por otro lado, como los cachorros comienzan a aumentar de tamaño, la vejiga tiene menos capacidad para expandirse, por lo que tiene menos capacidad de retención de la orina. Y los pezones aumentan de tamaño y comienzan a marcarse más. 

¿Cuáles son los cambios en el comportamiento?

El cambio de comportamiento varía de una perra a otra, pero por lo general hay perras que son muy activas y se vuelven más tranquilas, mientras que otras se vuelven más nerviosas. Luego es muy típico en el último tercio de la gestación que la perra busque un lugar de luz tenue y tranquilo que será su nido y donde preparará su paridera. 

Normalmente, conforme va avanzando la gestación las perras se van relajando y buscan más la protección del ser humano. Además, es común que eviten acercarse o jugar bruscamente con otros perros. 

¿Cuáles son los cuidados?

Hay que mantener contacto físico con la perra para que ella se sienta protegida, mimada y relajada. Además, de esta manera se puede aprovechar para controlar que no haya dolores, fiebre, etc. 

Por otra parte, se debe crear un ambiente tranquilo y calmado. Este debe contar con temperaturas suaves, es decir, se deben evitar el frío y el calor. 

Es fundamental el control veterinario para conocer el estado de salud de los cachorros y la perra y que las necesidades de ella estén cubiertas.También, es muy importante conocer cuántos cachorros vienen en camino, y asegurar que todo salga bien al momento del parto.

¿Cómo debe ser la alimentación?

A partir aproximadamente del día 30 a 35 de gestación la alimentación debe cambiar a una especial, que generalmente suele ser la de cachorro. Estos alimentos tienen más proteína y grasa, por lo que son más nutritivos.

Este cambio en la alimentación se debe a que los requerimientos nutricionales de la perra gestante se incrementan. Pero se debe controlar que no tenga sobrepeso. 

¿Quieres ver a una perrita embarazada? Te presentamos a Mia, una pequeña perra bodeguero que espera 5 cachorritos:

🐶 Dónde cabe 1 caben 5 [El EMBARAZO❤]

Otros artículos

Vacunas para perros: ¿Qué, Cuándo y Por qué?

En algunas ocasiones olvidamos la importancia que tiene llevar un control veterinario regular a nuestros perros. Las vacunas y las visitas al veterinario no solo protegen a nuestras mascotas y al resto de animales del entorno.